dimecres, 29 d’abril de 2009

A mis queridos y escasísimos lectores,

Perdón por esta ausencia tan prolongada que seguro os ha quitado el sueño. He dedicado los últimos días a leer prensa valenciana con un ímpetu desmesurado, aunque dudo que eso vaya a resultar mi pasaporte a la SER.

Aún no había vuelto a Barcelona cuando, en la cafetería del tren, casi se me atragantó el café. Será que nunca había visto el tinte conservador que le atribuyen a La Vanguardia, o quizás no se lo había querido ver. Después de todo, a mí no me interesa tanto la política, y el diario de la familia Godó tiene una fantástica sección de Internacional.

El caso es que el suplemento Vivir traía hoy una perla de las que no se puede dejar pasar.

"La conquista del latero"
Los vendedores ambulantes de cerveza alcanzan la plaza Catalunya con su actividad y concluyen así la ocupación de toda la Rambla.

Ese era el titular. Un artículo sobre los lateros (Vosotros los conocereis como pakibeers o cervezabeers), lo malos que son, y el caos incívico que provocan con su actividad. Hasta ahí, todo bien. Puedo entender que alguien sostenga esa postura. Lo que no puedo entender es que Luis Benvenuty y Raúl Montilla se permitan escribir "Ahora toda la Rambla es suya. Ya han tomado su extremo más céntrico, su nacimiento. Ahora saben que lo mejor es plantarse en la salida de la estación de metro de plaza Catalunya, que desemboca en el que fue conocido como uno de los paseos más bonitos del mundo".

Lo dicen con nostalgia, como si la Rambla ya no fuera uno de los paseos más bonitos del mundo por culpa de los pakistaníes que venden birra. Es obvio, con su canturreo incitador nos distraen de la hermosura de la Rambla. Esos guiris en calcetines, esas terrazas de precios aberrantes y menús tópicos y patéticos en las que nunca se ha sentado un barcelonés, ese H &M, McDonalds, KFC, Pans &Company.

Pobres pakis.

dimecres, 22 d’abril de 2009

¿¿Ley anti qué??

Yendo a informarme un poco más sobre la surrealista noticia de la que se hace eco El Pais, he topado con otra que me ha sorprendido más aún. Y no es que la búsqueda de candidatas de Berlusconi entre ex concursantes de Gran Hermano, modelos, y actrices de medio pelo no sea chocante, pero por lo menos entra en la tónica a la que nos tiene acostumbrados el primer ministro italiano.

No, la noticia que me ha impactado iba titulada de la siguiente manera: Legge anti-kebab, la rivolta è online"Ritroviamoci a mangiare in strada". Al principio pensaba que era una ley antikebab en sentido literal, pero se trata solamente de una de tantas medidas restrictivas que obligan a cerrar los comercios a una hora demasiado prudente, prohíben las terrazas, y -esto es lo realemnte inexplicable- las bebidas que no hayan sido realizadas en el mismo local.

El problema de los horarios y las terrazas no es nuevo, ya se ha visto aquí en Barcelona, y es que, en ocasiones, para que una ciudad gane en civismo, deber perder en vidilla. La concentración en protesta me parece idónea, y muy apetecible ahora que empieza a hacer buen tiempo: hay un llamamiento para manifestarse comiendo kebab y helado en la calle.

La noticia de la Republicca, aquí.

Waving the web

Tim Berners Lee ha inaugurado un congreso dedicado al world wide web. Y algunos pensábamos que lo aprendido para el examen de glosario de Periodisme a Internet no iba a servirnos de nada. Grata sorpresa.

(También hablan de Vinton Cerf. No puedo evitarlo, me hace mucha gracia.)

diumenge, 19 d’abril de 2009

Andaluces de Jaén

El Mundo dedicaba el pasado viernes 17 una columna con foto a color que destacaba que "Rajoy visita un pueblo de Jaén, como prometió en TVE". Precisamente ese mismo día, en clase de Seminari d'Analisi de l'Actualitat, comentábamos cómo los medios habían creado un personaje con el profesor Neira, a raíz de las funestas consecuencias que para este tuvo defender a una mujer que estaba siendo agredida por su pareja sentimental. Con esta noticia de Rajoy pasa un poco lo mismo. No sé si es lo bastante importante como para estar en página 8 (aunque sea par, ¡¡lleva una foto a color que se sale de la columna!!) pero queda bastante claro que el cariz informativo del viaje del presidente del Partido Popular no daba para más de un breve.

La noticia pretende transmitirnos que Rajoy es un hombre íntegro y honrado, de palabra. No hay que perderse la última frase: "En la puerta, decenas de personas aguardaron la llegada de Rajoy entre aplausos y algunas aclamaciones sobre su futuro como presidente del Gobierno".

Casi, casi, casi se me escapa una lagrimita.


PD: Redactando este post me he dado cuenta de que ya no sé cómo se recortan PDFs. El caso es que la herramienta de seleccionar reconoce el texto, y no me deja cortar un trozo del PDF... ¿¿??

divendres, 17 d’abril de 2009

United Airlines la lía gorda

Ayer leí en El Pais que la aerolínea norteamericana United Airlines obligará a partir de ahora a las personas obesas que quieran viajar con ellos a pagar dos billetes. La decisión ha sido adoptada a raíz de las más de 700 quejas recibidas por parte de pasajeros. Seguro que tener que compartir asiento con una persona con sobrepeso no es el colmo de la comodidad, pero estoy convencida de que existen medidas igual de efectivas y menos humillantes, claro que no tan lucrativas como cobrarles el doble a personas por el hecho de padecer una enfermedad. Que la solución pase por abusar de personas que tienen un problema me parece francamente excesivo.

La lógica de esta nueva política es maquiavélica: ¿Uno paga en función de lo que pesa? Teniendo en cuenta que el 34% de los norteamericanos son obesos, ¿deben las compañías made in USA tener dos tarifas diferenciadas? Puedo imaginármelo: "Gran oferta, una semana en las Islas Mauricio desde sólo 799 dólares por persona. Gorditos, 950".

Aceptar este tipo de medidas es aceptar la tiranía de lo normal, del patrón estándar. En la edad media quemaban a las mujeres pelirrojas, en el siglo XXI les cobramos un extra a las personas con un IMC superior a 25.
Tanto si lo entendemos como una enfermedad como si nos parece una característica fisionómica, no se puede tolerar. Que Estados Unidos invierta más en políticas de alimentación saludable parece algo mucho más sensato y efectivo.


El artículo del Daily News, aquí.

Primeras impresiones

Hoy teníamos que llegar a clase a las 9 de la mañana con el periódico leído, o por lo menos ojeado. Salgo de casa, voy al kiosco, y compruebo que El Pais no es el único que se ha sumado a la subida de precios. Son las 08:15, como aún tengo tiempo, decido entrar a un bar. Quizás con un café El Mundo se digiera mejor.

Lo cierto es que tampoco puedo fundamentar mis prejuicios en mucho más allá del vox populi. Creo que nunca hasta hoy había comprado este periódico, apenas alguna revisión somera en la biblioteca o algún bar, y la referencia inevitable de la postura que Pedro. J. Ramírez y amigos sostuvieron respecto al 11-M.

Apuro el café, cojo el metro, y aquí empieza lo que ya esperaba: La gente me mira. No diría claramente que me miran mal, pero me miran. En el fondo experimento cierta satisfacción, porque es exactamente lo que yo esperaba. Supongo que tiene que ver con cosas que ya hemos visto en clase: que la audiencia no está expuesta a la influencia ineludible de los medios, sino que los lectores seleccionamos los medios que se ajustan a nuestro ideario. También me viene a la cabeza la espiral del silencio. ¿Qué hace una chica como tú con un periódico como ese?, se deben preguntar con espanto. ¡Si hasta yo he estado a punto de decirle al kiosquero que era para un trabajo de clase!

De disgresión en disgresión, he llegado a Plaça Catalunya. Me doy cuenta de que he perdido mi pañuelo preferido. El día empieza francamente mal, suerte que en El Cultural entrevistan a Marsé.

dimecres, 15 d’abril de 2009

Preparados, en sus puestos...

Hola a todos,

Este blog nace como parte de la asignatura Seminari d'Anàlisi de l'Actualitat. En él, comentaré, de entre lo que los medios eligen publicar, aquellas informaciones que me llamen la atención o me interesen especialmente. Aviso para navegantes: El título del blog viene del diario que me ha tocado analizar semanalmente, y no, como algunos pensarán, de una memorable serie de los noventa (quién no recuerda a Topanga). Así que probablemente muchas de las observaciones tratarán sobre la obra magna de Pedrojota. Estais todos invitados.