dimecres, 20 de maig de 2009

-----------------------
Estoy encantada con la serie de reportajes que El Pais está publicando esta semana sobre la prostitución. Habrá a quien esto le parezca más de lo mismo, el típico tema que se repite periódicamente y no aporta nada nuevo. Sin embargo, en mi humilde opinión, pese a que no cuenten con el factor novedad, estos reportajes cumplen una de las funciones básicas del periodismo, que es la capacidad y OBLIGACIÓN de denuncia.

Por una parte, están los conceptos de actualidad e inmediatez, y, por otro, el periodista como retratista de la sociedad en que vivimos. Y a pesar de que las noticias sobre explotación sexual o hambre en el mundo no resulten novedosas, sí que dan cuenta de lo que ocurre a nuestro alrededor. Haciendo una analogía fácil, podríamos decir que la inmediatez es la foto de carnet que te haces en un fotomatón, la digital que subes al twitter para que el mundo entero sepa de una catástrofe natural lo antes posible. Y la denuncia es la fotografía (de Enrique Meneses, por ejemplo) que te muestra algo que no todo el mundo puede ver.

Yo me alegro de que los medios sigan sacando esta mierda que nos rodea, que no dejen que nos cieguen del todo las comodidades de las que disponemos y nos insensibilicemos completamente. Y si algún día soy periodista, espero tener las agallas y la libertad para poder seguir publicando cosas como esta.

2 comentaris:

  1. Genial, conmovedora y potentísima declaración de intenciones, Alba. Me quito el sombrero. Tienes TODA la razón. Y tranqui, algún día (cercano) SERÁS periodista y tendrás las agallas... seguro que sí, porque YA las tienes.

    Ànims.

    ResponElimina
  2. En un periodico que llena 2 paginas de anuncios de putas y puticlubs?? a eso se le llama.... HIPOCRESIA

    ResponElimina